Historias del Gran Abuelo

2009-04-04
A Pedro Pablo Oliva le gusta correr riesgos. Experimenta violentar aquello que se ha establecido en la mente de los demás. Disfruta desmitificar iconos, llevarlos a tierra, hacerlos cotidianos. Para ello no hurga en la realidad de otros, no lo hace en la iconografía universal; busca en la propia, en la nacional, sabiendo que al hacerlo podrá recibir aplausos y castigos. Ya venía Oliva desde los ’90 poniendo sus ojos sobre Fidel Castro. Aparecía dentro de la multitud, solo con el protagonismo que da la búsqueda del espectador aguzado. Pero con la llegada del nuevo siglo, Fidel se convirtió –según lo dice el propio artista- en una obsesión. No repara en el Fidel-Líder, sino en el cotidiano, aquel que el cubano de la isla no tiene acceso. Este grupo de obras aparece en el 2003 y temáticamente continúan recorriendo el escenario psicológico de Cuba. Las series “El gran abuelo”, “Alegrías y tristezas del Malecón”, “Eternas condenas” recrean la figura del hombre enfrentado a sus aciertos y desaciertos. Oliva medita sobre los difíciles conflictos del cubano con su estilo caricaturesco que tiende a parecernos ingenuo. El motivo es delicado, violentar la representación de un ícono vivo es peligroso. En tiempos en que se exigen definiciones, el pintor suele parecer ambivalente, y la acomodación a la ambivalencia es incómoda. Las múltiples lecturas de las obras aderezadas con la picardía nacional –recurrente en el cubano como modo de supervivencia- hacen que las visiones se tornen plurales, nunca triviales; lo mejor: convocan al debate. Algunas de estas piezas no han sido expuestas, ni siquiera publicadas. Hay quienes argumentan que todavía no estamos listos para digerir tal “irreverencia”. ¡Cómo es posible que sea un sacrilegio ver la caprichosa arista humana de un hombre! Aquí se las ofrecemos como parte de la historia que nos cuenta Pedro Pablo Oliva desde su lienzo.

El gran abuelo

Óleo/tela,238 x 164 cm
El gran abuelo
2004

El abuelo

Mixta/cartulina,191 x 107 cm
El gran abuelo
2006

Abuelo contemplando una libélula

Mixta/cartulina,170 x 100 cm
El gran abuelo
2006

El Gran Apagón

Óleo/tela,290 x 520 cm
Refugios
1994