UTOPÍAS Y DISIDENCIAS

¿Quién es Utopito? Pedro Pablo siempre parte, al hablar de esta serie, de esa gran pregunta… Utopito puede que sea él y también todos cubanos. Después de la convulsa situación creada por el choque con el establishment político a causa de sus declaraciones públicas en defensa de la libertad de expresión y asociación, Pedro Pablo crea una figura que rememora a El Bobo de Abela o al Salomón de Chago Armada, o quizás a El Loquito de De la Nuez, personajes todos de la historia del arte cubano que tuvieron como misión encarnar la mirada crítica de sus creadores sobre la realidad social de su época. Utopías y Disidencias la conforman las divagaciones, que a algunos parecerán subversivas, de un personaje que nos resulta tragicómico por encontrarse desorientado y descubrirse sin salida frente a una realidad absurda y asfixiante, luego de haber militado en la construcción de una Utopía.

La Serie

Pedro Pablo Oliva inicia Utopías y Disidencias en el año 2011. La serie está compuesta por dibujos sobre cartulina de gran y pequeño formato, lienzos e instalaciones. Comprende además la subserie “Los extraños fantasmas de la Utopía”, homenaje de Oliva a Francisco de Goya y Lucientes.

Las extrañas divagaciones de Utopito
2012 · Serie Utopías y Disidencias
Mixta/Cartulina
100cm x 70cm

Las extrañas divagaciones de Utopito
2012 · Serie Utopias y Disidencias
Mixta/Cartulina
100cm x 70cm

Las extrañas divagaciones de Utopito
2012 · Serie Utopias y Disidencias
Mixta/Cartulina
100cm x 70cm

Las extrañas divagaciones de Utopito
2012 · Serie Utopias y Disidencias
Mixta/Cartulina
120cm x 80cm

El Disidente
2011 · Serie Utopias y Disidencias
Mixta/Cartulina
100cm x 70cm

Los Extraños Repudios
2012 · Serie Utopias y Disidencias
Mixta/Cartulina
100cm x 70cm

Los extraños fantasmas de la Utopía
2013 · Serie Utopias y Disidencias
Mixta/Cartulina
100cm x 70cm

Las extrañas divagaciones de Utopito
2014 · Serie Utopias y Disidencias
Mixta/Cartulina
75cm x 55cm

“Esta es la historia de Utopito, un cubano aparentemente tonto que cree en la transparencia de los discursos y en la libertad de la palabra. Duerme con fantasmas, proyectos de viejos sueños de un supuesto hombre nuevo. Ejercita con amor el camino hacia una filosofía del absurdo llena de contradicciones.

(…) Como padre he hecho lo imposible por llevarlo de la mano, pero se me escapa

No aspiro a que lo entiendan. Aprendí ya a respetar su extraño mundo. Me digo que también desde la locura tiene derecho a la utopía.”

Pedro Pablo Oliva, enero 2014