Mis agradecimientos a dos de mis maestros de la adolescencia:

A Harold Foster, por su Príncipe Valiente

A Chester Goul, por su enigmático Dick Tracy

 

Todo parte de un punto y de ahí se traza el camino hasta donde queremos llegar. La vida a veces nos parece corta para lograr lo que soñamos. Un día, asustados como niños, descubrimos que no escogimos el tren que debía ir en la dirección que deseábamos y nos vimos obligados a bajarnos en alguna estación con mil caminos diferentes.

Me descubro en cada sitio con las maletas repletas de lápices y cartones, o me sorprendo sobre la cama, tarde en la noche, jugando dulcemente con las líneas y los espacios. Hace unos años no creía en la magia del momento. Hoy sé que hay cosas que solo surgen en algún instante específico de la existencia.

Apuntes de viajes es la constancia inevitable de algún momento de mi vida, un desplazar la mirada entre colores y formas; un corto respiro a los perseguidores de lo contestatario.

Viajar es soñar a plenitud. La creación es hija de lo cotidiano La vidriera

o la piel guardan misterios y encantos.

Pedro Pablo Oliva

APUNTES DE VIAJES

Centro Provincial de Artes Visuales
10 de Julio – 10 de Junio 2016 · Pinar del Río

Galería de la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena
22 de Julio – Septiembre 2016 · La Habana

Viajeros
2015
Mixta/cartulina
26cm x 18cm

Apuntes de viajes
2015
Mixta/cartulina
26.5cm x 18.5cm

Apuntes de viajes
2016
Mixta/cartulina
36cm x 26cm

Apuntes de viajes
2016
Mixta/cartulina
26.5cm x 18.5cm

Apuntes de viajes
2016
Mixta/cartulina
36cm x 26cm

Apuntes de viajes
2016
Mixta/cartulina
26.5cm x 18.5cm

Apuntes de viajes
2015
Mixta/cartulina
26.5cm x 18.5cm

Apuntes de viajes
2016
Mixta/cartulina
24.5cm x 18.5cm

Apuntes de viajes
2015
Mixta/cartulina
30cm x 22cm

Apuntes de viajes
2015
Mixta/cartulina
30cm x 22cm

Apuntes de viajes
2016
Mixta/cartulina
28cm x 18cm

Apuntes de viajes
2016
Mixta/cartulina
26.5cm x 18.5cm

“Como todos los grandes viajeros, he visto
más de lo que puedo recordar, y
recuerdo más de lo que he visto.”
Benjamín Disrael

(…) Oliva es un viajero singular a quien no le entusiasma viajar, al menos no en el sentido tradicional de la palabra. No disfruta los cambios de locación por mucho tiempo y rara vez ha hecho turismo. Si las circunstancias requieren un traslado, Oliva está pensando en el regreso a casa incluso antes de salir de ella. Podríamos decir que se trata de alguna fobia o utilizar toda una serie de eufemismos para justificar la brevedad de sus escapadas, pero la realidad es que este tipo de viaje no resulta lo suficientemente cautivador para él. Quizá sea el retorno lo que importa: volver cargando memorias e imágenes puede que sea para este hombre más satisfactorio que la aventura en sí. Lo que sí confirmo es que hay un viaje mucho más complejo sucediendo en él que transforma al viaje físico en simple atavío: una concepción de la existencia a partir de la epopeya homérica, donde Oliva se sabe protagonista y donde la vida es una odisea personal…
Para Oliva viajar es un estado metafórico que lo lleva al constante escrutinio de escenarios. Nacen entonces las múltiples criaturas que plagan lienzos y cartulinas, constituidoras del inusitado periplo del artista. La línea y el color son su idioma, su gramática. Llegaron a Oliva a temprana edad cuando, en las historietas de Harold Foster y Chester Gould, descubrió a la imagen más expresiva que a la palabra. Tras reconocer en el arte un medio para grabar memorias, inició un viaje que ha ido perpetuando en una vasta bitácora donde se hibridan pinturas, dibujos y esculturas, con meticulosidad digna del navegante de antaño.
(…) Sin embargo, a veces la ansiedad del creador procura un sorpresivo golpe y Oliva requiere de una manera más sencilla y accesible, para conservar la emoción inmediata. Es entonces cuando hace uso de pequeños recortes de cartulina que, a modo de cuadernillo lleva consigo a todas partes.
“Lo primero que coloco en mis maletas cuando salgo de viaje son mis pequeñas cartulinas” ha dicho. “Tal vez olvide mis zapatos o mis medicinas, pero no así mi acuarela, mis tintas, mis lápices. Tengo la hermosa costumbre, en la soledad de una habitación de hotel, de no dormir sin terminar algún pequeño dibujo… o en cualquier reunión o sitio donde el tiempo no acaba de calmar mi ansiedad. Lo reconozco, es una obsesión.” Oliva no puede desligarse, no importa en qué rincón esté, de la creación de estampas. Hay un sobresalto en él, un ímpetu que lo avienta cada dos por tres sobre papeles donde aparecen dibujados entonces el transeúnte, el niño que saltaba en el parque, el pájaro, la lagartija del patio, o incluso el que no estuvo en aquel rincón de la ciudad pero que resulta complicación emocional del momento en que la mirada del artista pasó por allí.
“Viajar no siempre se hace a un país lejano, sino también en el hogar mismo. Adoro mis viajes al sótano de la casa, al comedor, al cuarto donde dormito; viajo a los mercados, a la calle próxima o me voy en bicitaxi a recorrer la ciudad.” Así Oliva tuerce el concepto del viaje, despojándolo de toda arraigo físico o ley sobre distancias o tiempos. Viajar es sinónimo de descubrir, y ambas dejan de ser acciones exclusivas del trotamundos. Es un constante absorber del entorno, es una perenne búsqueda de verdades y realidades, es una imparable producción de viñetas.
Son estos papeles que quedan a la deriva en aviones, cafeterías, o incluso en la sala de la casa los que Apuntes de Viajes reúne. No es esta una muestra con grandes pretensiones artísticas o formales. No debe esperar el espectador encontrar en las paredes grandes teorías o alguna innovadora propuesta estética. Estos dibujos responden a una práctica que ha devenido instintito en el artista, experimentaciones para un bestiario nacido de la irreflexión, ejercicios que Oliva se impone para mantener vivo el dominio de la línea.
He aquí una mixtura de impresiones que se ha dibujado en los últimos años, un rastro que seguir, memorias que explorar. “Apuntes… son la conciencia y la inconciencia de lo que queda de estos viajes, de esas escapadas a lo interno. No son la clásica y tradicional constancia de lo que veo. Tal vez sea lo que me queda siempre: un amasijo de imágenes que me golpea.”
Fragmentos de Anotaciones.
por Leonora Oliva Saínz

APUNTES DE VIAJES

PROYECTO Pedro Pablo Oliva, Leonora Oliva Sainz, David Horta Pimentel PALABRAS DEL CATÁLOGO Leonora Oliva Saínz PRODUCCIÓN Silvia E. Oliva Sainz MUSEOGRAFÍA Juan Carlos Rodríguez, Orlando Barrera MONTAJE Trimagen DISEÑO DEL CATÁLOGO Leisvan Cordero Trujillo DIGITALIZACIÓN DE IMÁGENES Carmen Martín Rodríguez AGRADECIMIENTOS Yoan Luis Lorenzo, Liset Baños Puertas, Neivis Pando, Centro de Artes Visuales de P. del Río, MAPRI, Dirección Provincial de Cultura de P. del Río.